Rubí cumplirá 18 años y así lo festejara

Rubí cumplirá 18 años y así lo festejara. Fuente: Twitter: @bajapress

Agencias.-Hace tres años, por capricho del destino y las redes sociales, Rubí Ibarra se convirtió en la quinceañera más famosa de México, después de que sus padres y ella subieran una video invitación a Internet.

Nuestro pequeño retoño ya creció y este año se convertirá en mayor de edad; la pequeña Rubí, empezará su camino coma una joven adulta y este gran paso se debe celebrar, pero esta vez a puerta cerrada.

Al parecer, la joven no le agradaron tanto sus 15 años, ya que para festejar sus 18 años decidió hacerlo sólo con su familia y en la intimidad de su hogar, en San Luis Potosí.

Sin embargo, días después de su cumpleaños, el 31 de agosto, Rubí participará en en una campaña de una marca de tequila, que se llevará a cabo en redes sociales.

“Nada de fiesta”, fue lo que confesó para Efe la festejada cuando se le preguntó por la celebración de natalicio.

LOS 15 AÑOS MÁS CONCURRIDOS
En 2016, Rubí y sus padres subieron un video a Internet, donde invitaban a “todos” a la fiesta de la entonces quinceañera, que se llevó a cabo en el poblado de La Joya, de San Luis Potosí.

La invitación se hizo viral en redes sociales y, aunque no era el plan original, la familia terminó aceptando a los miles de mexicanos que quisieron ir.

No recuerdo mucho, solo que bailé el vals y la gente estaba muy feliz. Vi a mucha gente y me agobié”.

Aprovechando de esta situación, Rubí trató de impulsar su carrera como cantante, pero no tuvo mucho éxito, aunque la joven no desiste de cumplir su sueño.

Quiero seguir en la música, seguir cantando. Algún día componer mi propia música. Este sería un gran sueño que yo tengo, dar un mensaje positivo para todas las personas”.

La joven también habló de las burlas que ha sufrido desde la invitación a sus 15 años, aunque aceptó que hoy ya no le pesan y está concentrada en sus estudios.

Todavía me duran las burlas. Las personas son así, van a hablar bien y mal. Pero para serte sincera es algo que no me interesa ni me importa. Yo tengo la conciencia tranquila. Es algo (la macrofiesta) que tenía que pasar, ya fuera por el destino o por lo que fuera. Yo no lo planeé, ni mis papás”

Con información de Debate