Interjet advierte sobre su viabilidad financiera y una ‘quiebra técnica’

Interjet advierte sobre su viabilidad financiera y una 'quiebra técnica'. Fuente: Bloomberg

Agencias.-La aerolínea mexicana Interjet está en “quiebra técnica” y en riesgo de colapso, según su director de finanzas, luego de una orden para comenzar a pagar casi 30 millones de dólares de impuestos atrasados.

Interjet bloqueó un intento de las autoridades de tomar el control de sus cuentas bancarias en un esfuerzo por recaudar casi 550 millones de pesos (27 millones de dólares) en impuestos no pagados que datan de 2013, pero una jueza ordenó este mes a la aerolínea depositar como garantía el 10 por ciento de sus ingresos mensuales hasta cubrir la cantidad requerida.

La autoridad «está poniendo en serio predicamento la viabilidad económica de [Interjet], impidiéndole continuar con su operación normal», advirtió Raúl López en una demanda de amparo para evitar el embargo.

«El análisis de los resultados de los ejercicios 2013-2018 muestra con claridad pérdidas acumuladas que podrían ser interpretadas como una quiebra técnica de la aerolínea», detalló.

Esa es una frase que en México se usa para describir una situación en la que los pasivos superan a los activos, pero Interjet no ha solicitado protección contra los acreedores. El documento de 77 páginas de López, que no es público, describe como el débil apetito de los inversionistas y una flota de aviones rusos han complicado los problemas financieros de la compañía.

Interjet, propiedad de la familia del expresidente mexicano Miguel Alemán Valdés y que opera desde 2005 en el espacio entre transportistas de bajo costo y de servicio completo, también se ha visto obligada a aterrizar aviones mientras lidia con conflictos laborales.

En un comunicado, Interjet comunicó que está aclarando diferencias de impuestos que considera erróneas y por eso las está impugnando. La compañía declinó comentar sobre sus finanzas, citando la confidencialidad de los procedimientos jurídicos y los documentos involucrados.

«Esta situación de ninguna manera afecta a los pasajeros ni las operaciones regulares de la compañía”, subrayó la aerolínea.

Pérdida de dinero
El Servicio de Administración Tributaria (SAT) informó en un tuit de principios de este mes que estaba cobrando una deuda de una aerolínea, sin especificar el nombre de la compañía.

La empresa, formalmente conocida como ABC Aerolíneas SA, registró ingresos por 5 mil 830 millones de pesos durante el primer trimestre de este año, por lo que pagando 10 por ciento mensual a la autoridad fiscal de México debería tomarle solo unos tres meses cubrir la deuda. El problema es que Interjet registró una pérdida operativa de 409 millones de pesos para ese trimestre.

«Su generación de efectivo es negativa y sus operaciones están perdiendo dinero», explicó el analista de Bloomberg Intelligence, George Ferguson. «Quitarles el 10 por ciento de sus ingresos definitivamente los hundirá un poco más en un flujo de caja negativo y será más difícil para ellos pagar sus deudas».

La deuda neta de Interjet es de alrededor de 11.5 veces las ganancias, estima Ferguson.

Aviones ‘canibalizados’
Algunos de los problemas tributarios de Interjet también se pueden rastrear a su flota de 22 Sukhoi Superjets. Desde que Interjet comenzó a volar el avión de 93 asientos en 2012, el modelo presentó «problemas de suministro de partes del fabricante, lo que derivó en aviones en tierra que eran aprovechados para ser ‘canibalizados’» o utilizados como piezas de repuesto para mantener a otros aviones volando, dijo Interjet a una corte mexicana.

Los problemas con los aviones Sukhoi en 2017 redujeron gradualmente la utilidad de los aviones, lo que provocó cancelaciones de vuelos y perjudicó la venta de boletos, ya que los viajeros perdieron la confianza en la aerolínea, según el director financiero de Interjet.

La puesta en tierra de los aviones rusos redujo la liquidez y «afectó fuertemente» la capacidad de la aerolínea para pagar algunos impuestos ya cobrados a los pasajeros, señaló Interjet. La aerolínea también tuvo que detener vuelos de hasta ocho aviones A320 de Airbus SE, debido a retrasos en el mantenimiento del motor, según un documento de la aerolínea.

Bonos fallidos
Los esfuerzos de Interjet para recaudar capital tampoco han tenido éxito, dijo López. En 2017, la compañía no pudo cerrar la venta de entre 700 millones y mil 200 millones de pesos en bonos nacionales, llamados Cebures, debido a un retraso en la inyección de capital de 3 mil millones de pesos anunciada por la junta directiva de la aerolínea.

Interjet intentó una nueva colocación el año pasado, pero «el mercado ha estado muy restrictivo» y los resultados de 2018 «complican una colocación en los mercados públicos bursátiles», según el documento.

Entre los acreedores de Interjet se incluye Grupo Financiero Inbursa. Esta empresa no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

En julio, la familia Alemán acordó comprar el negocio de radio de Grupo Televisa por 66 millones de dólares, pero Interjet continuó enfrentando obstáculos.

La aerolínea canceló docenas de vuelos la última semana de julio, mientras lidiaba con problemas laborales. El sindicato que representa a los trabajadores aéreos y terrestres de Interjet ha estado pidiendo aumentos salariales y beneficios.

«No se puede seguir perdiendo dinero trimestre tras trimestre, teniendo un flujo de caja negativo y adeudando dinero a los arrendadores», asegura Ferguson, de Bloomberg Intelligence. «Tarde o temprano, la fiesta va a terminar».

Respuesta de Interjet
Más tarde, la aerolínea emitió un comunicado donde niega el riesgo de ‘quiebra técnica’.

«Interjet niega categóricamente que esté en quiebra técnica como publicó Bloomberg, agencia que realizó una interpretación errónea sobre la demanda de amparo interpuesta por la aerolínea en el litigio que sostiene con el Servicio de Administración Tributaria (SAT). Tuvo acceso a un expediente que por Ley no podía, pues en una controversia judicial, las únicas personas con derecho a consultar los expedientes, son aquellas autorizadas por las partes involucradas en el juicio», afirmó en un documento.