Felicity Huffman y Lori Loughlin, envueltas en fraude millonario con universidades de EU

Fuente: AP

Agencias.-Las actrices de Hollywood Felicity Huffman y Lori Loughlin figuran entre las 50 personas acusadas este martes por fiscales federales de Estados Unidos de integrar un esquema de 25 millones de dólares que ayudaba a estadounidenses ricos a que sus hijos ingresen a universidades de élite como Yale.

Fiscales federales de Boston acusaron a William Rick Singer, de 58 años, de liderar una asociación ilícita a través de su organización Edge College & Career Network. Su red trabajaba para una serie de clientes que incluyen a actrices y presidentes ejecutivos de compañías.

Los fiscales dijeron que la red de Singer, que comenzó en 2011, conseguía estudiantes falsos para realizar los exámenes de admisión a las universidades en lugar de los hijos de sus clientes, y que también sobornaba a profesores para que les otorgaran puestos reservados para atletas destacados incluso si los postulantes no tenían habilidades deportivas.

«Estos padres son un catálogo de riqueza y privilegio», dijo el fiscal Andrew Lelling al anunciar el caso federal de 25 millones de dólares en sobornos. Lo calificó como el mayor fraude de admisión a universidades que el Departamento de Justicia estadounidense haya procesado.

Huffman y Loughlin habían sido arrestadas
Al menos nueve entrenadores de equipos deportivos y docenas de padres están entre los acusados. En total 46 personas habían sido arrestadas para el mediodía del martes, incluidas Huffman y Loughlin, en una investigación apodada ‘Operation Varsity Blues’, dijeron las autoridades federales.

Los fiscales dijeron que los padres pagaron asesorías para admisiones desde 2011 hasta el mes pasado con el fin de sobornar a entrenadores y administradores para que estos etiqueten a sus hijos como deportistas, alteren calificaciones de pruebas y hagan a otros tomar clases en internet con el fin de incrementar las posibilidades de sus hijos para ingresar a ciertas universidades.

Los padres gastaron entre 200 mil y 6.5 millones de dólares para garantizar que la admisión de sus hijos, dijeron funcionarios.

«Por cada estudiante admitido mediante fraude, un estudiante honesto y verdaderamente talentoso fue rechazado», dijo Lelling.

Lelling dijo que la investigación continúa y que las autoridades creen que hay otros padres involucrados. Las escuelas mismas no son objeto de investigación, señaló.

Ningún estudiante fue acusado. Las autoridades dijeron que en muchos casos los estudiantes no estaban al tanto del fraude.

Los entrenadores trabajaban en universidades como Stanford, Georgetown, Wake Forest, la Universidiad del Sur de California y la Universidad de California en Los Ángeles. Un exentrenador de futbol de Yale se declaró culpable y colaboró en la presentación del caso contra los demás.

Las autoridades dijeron que entrenadores de deportes como futbol, tenis y voleibol aceptaron sobornos para colocar a estudiantes en listas de deportistas destacados, independientemente de sus habilidades o experiencia, para así incrementar sus chances de ingreso.

Los sobornos supuestamente vinieron de una empresa de consultoría en Newport Beach, California. Las autoridades dijeron que los padres le pagaron al fundador de Edge College & Career Network aproximadamente 25 millones de dólares.

Huffman coprotagonizó la serie televisiva Desperate Housewives (Esposas desesperadas); Loughlin la serie Full House (Tres por tres). Ambas fueron imputadas de asociación ilícita para cometer fraude postal y fraude por medios electrónicos.

Según documentos de la corte, Huffman pagó 15 mil dólares, que disfrazó como un donativo, para que su hija pudiera participar en el esquema de fraude para ingresar a la universidad.

Los documentos dicen que un testigo que estaba cooperando con las autoridades se reunió con Huffman y su esposo, el actor William H. Macy, en su casa en Los Ángeles y le explicó el fraude a la pareja. El testigo dijo a los investigadores que Huffman y su marido «estuvieron de acuerdo con el plan».

Un vocero de Loughlin declinó hacer declaraciones. Representantes de Huffman no respondieron de momento mensajes en busca de comentarios.

Con información de Reuters